Pergaminos carbonizados por el volcán Vesubio podrían volver a leerse

El Monte Vesubio entró en erupción en el año 79, dejando calcinadas las ciudades de Pompeya y Herculano y destruyendo uno de los bienes más preciados para los romanos: su biblioteca de pergaminos. Estos frágiles documentos han logrado conservarse durante años, pero la pérdida de flexibilidad impide que puedan abrirse.

Un grupo de científicos estadounidenses, liderado por el profesor Brent Seales, director de informática de la Universidad de Kentucky, ha iniciado una investigación para poder descifrar las escrituras gracias a una nueva técnica a base de rayos X de alta energía e inteligencia artificial. Los dos pergaminos seleccionados para el estudio pertenecen al Institut de France en París y forman parte de una colección de 1.800 documentos descubiertos en 1752 durante las excavaciones de Herculano.

La técnica de rayos X ya fue utilizada por Seales y su equipo para interpretar un pergamino hebreo de 1.700 años perteneciente al arca sagrada de una sinagoga en En-Gedi, Israel, desvelando un texto del libro bíblico del Levítico. Sin embargo, la tinta de dicho escrito estaba compuesta por una base de metal, mientras que la de los pergaminos de Herculano está basada en carbono, un material mucho más difícil de detectar. Este inconveniente fue detectado en las instalaciones de Diamond Light Source en Oxfordshire, donde se examinaron dichos escritos mediante el sincrotrón británico, un acelerador de partículas en el que los rayos viajan alrededor de un circuito cerrado para producir una luz más brillante que el Sol.

Como solución, el grupo de expertos ha creado un nuevo método basado en rayos X de alta energía junto a un tipo de inteligencia artificial conocida como aprendizaje automático. Se espera que la densidad del papel con caracteres escritos sea diferente a la de las zonas en blanco. Al escanear los fragmentos donde los caracteres son visibles, un algoritmo descifrará lo que está escrito en los rollos. La finalidad es que el sistema recoja las diferencias entre las áreas dibujadas y las vacías en los escaneos, generando datos que serán descifrados mediante técnicas informáticas avanzadas.

Seales ha desvelado para The Guardian que están terminando de recopilar los datos de los rayos X y entrenando sus algoritmos para aplicar el nuevo sistema en los próximos meses. “Lo primero que esperamos hacer es perfeccionar la tecnología para que podamos repetirla en los 900 pergaminos que quedan”, informa Seales. En cuanto al contenido de los rollos, el profesor adelanta que la mayoría de los escritos abiertos son filosofía griega en torno al epicureísmo, que era una filosofía predominante de la época, pero que existe la posibilidad de que también contengan textos latinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *