Frankenstein el nacimiento del monstruo

El 16 de junio de 1816, en una villa a las afueras de Ginebra y bajo un temporal de los que se recuerdan, el mundo vería nacer uno de los mejores relatos de terror de todos los tiempos. Aquella noche Mary Shelley escribió Frankenstein, ese fue el nacimiento del monstruo.

 

La reunion

Aquel verano de 1816, Lord Byron, el gran poeta inglés, alquilo una villa a las afueras de Ginebra, llamada Villa Diodati. La erupción de un volcán en los mares del sur, provocó un tsunami en las costas de Bali y graves inundaciones en China. Los cielos se cubrieron de cenizas, y toda esta serie de acontecimientos convirtieron a Europa aquel verano de 1816, en un nuevo invierno.

Frankenstein el nacimiento del monstruo
Frankenstein el nacimiento del monstruo

Durante tres días de tormenta de las que se recuerdan, los invitados a una curiosa reunión permanecieron encerrados sin poder salir. Villa Diodati, no era el paraje que cabría esperar encontrarse por aquellas fechas a orillas del lago Lemán. Sin embargo esta sucesión de acontecimientos resultarían claves y seguramente imprescindibles para lo que habría de ocurrir la noche del 16 de junio de 1816.

Reunidos junto a Lord Byron, se encontraban allí presentes cuatro personas más. Su médico y aprendiz de escritor John Polidori, el otro gran protagonista de esa velada. Su amigo y probablemente el otro gran poeta de la época, junto al citado anfitrión  Percy Shelley, acompañado de su futura mujer Mary, y su hermana Claire. Tal vez una de las mayores y azarosas reuniones de talentos habidas nunca.

Una velada terrorífica

Aquella noche Lord Byron reunio a sus invitados en el salón, al calor de una humeante chimenea. Discutieron sobre la teoría de Galvani, la cual trataba sobre la posibilidad de reanimar a los muertos.

Fiel a su costumbre de contar historias de miedo leyó para ellos un relato de terror. La obra alemana Fantasmagoriana, de fantasmas y espectros, que había traído Polidori consigo. Declamó tanto y con tanto énfasis durante la lectura que a alguno de los presentes llego a temblarles las piernas. La lectura y ambiente de aquella noche del llamado año sin verano, dispuso astutamente las condiciones para lo que aún estaba por suceder.

No contento aún con eso, Lord Byron, propuso a sus invitados que escribieran un relato de terror durante la noche, animados por la lúgubre y tormentosa velada. Cada uno en sus respectivos aposentos, y por la mañana cada uno expondría al resto el resultado.

Frankenstein el nacimiento del monstruo

Las dos mentes más preparadas para tal actividad no resultaron ser las más prolíficas. Y sin embargo de los más imprevisibles nacieron dos obras para la posteridad. Por un lado John Polidori escribió Vampiro, de muy poca aceptación al principio. aunque tiempo después inspiró a Bram Stoker a escribir Drácula.Y por otro lado la más notable de todas, que además es la que nos ocupa, Mary Shelley aquella noche  de rayos y truenos como los de Benjamin Franklin, alumbró a Frankenstein.

Este evento se convirtió en hito de la historia de la literatura,  y en un motivo inspirador de nuevas obras literarias y artísticas. Tras la muerte de Byron, la villa se convirtió en lugar de culto y peregrinaje para los devotos de la literatura del romanticismo.

 

Autor: Sergio Bachs

¿Te ha parecido interesante este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

 

Sergio Bachs

Sergio Bachs

Devorador de libros, apasionado de la historia y redactor/editor en Tour Historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *