Turismo Paleontológico en España

La oferta de turismo cultural y natural en nuestro país es amplia y variada e incluye interesantes opciones de turismo paleontológico perfectas para disfrutar en cualquier época del año. Una oportunidad de conocer restos reales de dinosaurios y otros fósiles emblemáticos que despertarán la curiosidad de visitantes de todas las edades, especialmente de los más pequeños, y contribuirán a fomentar el respeto al medio natural a través del conocimiento.

En España contamos con numerosos lugares que dan testimonio de cómo era la vida en la Tierra hace miles y hasta cientos de millones de años. Y solo a unos pocos kilómetros de donde estás.

La ruta de los dinosaurios de Soria

La ruta de las Icnitas de Soria es un espacio expositivo al aire libre sobre dinosaurios y otros reptiles mesozoicos, y sus huellas (denominadas icnitas), integrado por 16 yacimientos señalizados y adecuados para su visita, un parque de ocio divulgativo (en San Pedro Manrique) y un centro de visitantes (el Aula Paleontológica de Villar del Río, ojo actualmente cerrada por reformas).

Veamos 20 destinos de turismo paleontológico, sin duda ¡hay donde elegir!

Esta interesante ruta se sitúa en el norte de la provincia de Soria, en un entorno natural extraordinario, que era un sistema de lagos a comienzos del Cretácico, un terreno llano y pantanoso, con una humedad suficiente para que las pisadas de estos animales prehistóricos (se han inventariado más de 8.000 en la zona), quedaran marcadas para siempre. Los 16 yacimientos se distribuyen en tres rutas: ruta oeste, ruta este y rutas a pie, en las que disfrutar de icnitas, reproducciones, entornos pintorescos y hermosos pueblos.

Paleontologia_1

La ruta de los dinosaurios de La Rioja

La Rioja en el periodo Mesozoico se encontraba sumergida en el mar y sus tierras formaban un gran delta habitado por dinosaurios, más de 10.000 icnitas en casi 200 yacimientos situados en municipios como Munilla, Igea, Enciso, Poyales, Navalsaz y Cornago, entre otros.

Es una ruta ideal para ir con niños, e incluso con mascotas, en la que observar icnitas de dinosaurios herbívoros y carnívoros, interpretados por paneles informativos, así como reproducciones de dinosaurios a tamaño real.

Los Cayos Conservación

Yacimientos como Los Cayos, con más de 2000 icnitas, La Era del Peladillo (Igea), uno de los más grandes de Europa o La Virgen del Campo (Enciso), con icnitas de cocodrilos nadadores o los Centros de Interpretación de Enciso e Igea, han sido recientemente puestos en valor, reinaugurados o ampliados y son de obligada visita.

No hay que dejar de visitar además el tronco fósil de Igea, se trata de un tronco fosilizado de conífera datado de la era Cretácica inferior, cuenta con 11 metros de largo, y sin duda es un punto a visitar de lo más sorprendente. Se encuentra en frente de la Ermita de la Virgen del Villar y es de muy fácil acceso, desde luego totalmente recomendable de cara a practicar turismo paleontológico y geoturismo.

Los yacimientos de dinosaurio de Burgos

El recorrido por la Tierra de Dinosaurios, en la comarca burgalesa de La Demanda, comienza en el yacimiento de Las Sereas 7 (Quintanilla de las Viñas), continúa por La Pedraja (Mambrillas de Lara) y concluye en el yacimiento del Frontal (Regumiel de la Sierra). Todo ello sin dejar de pasar por el Museo de los Dinosaurios de Salas de los Infantes donde se exhiben restos óseos de dinosaurios y se aporta información para conocer con mayor profundidad la flora y fauna de la era Mesozoica

Yacimientos como La Pedraja

Yacimientos como La Pedraja, el Frontal y Costalomo, declarados Bien de Interés Cultural, han sido inervenidos su conservación mediante actuaciones de limpieza, consolidación y preservación, poniéndolo en valor para que generaciones futuras puedan seguir disfrutando de este destino paleontológico.

 Además es recomendable aprovechar esta visita para degustar la gastronomía de la zona, disfrutar de sus monumentos y de su naturaleza.

Los yacimientos de Atapuerca (Burgos)

Atapuerca, también en la provincia de Burgos y declarado patrimonio de la Humanidad en 2000 es, sin duda, el yacimiento paleontológico más conocido de nuestro país. Y es que en 1992 se hallaron los restos de la Sima de los Huesos y en 1994 se encontraron restos humanos de más de 900.000 años, dando lugar a un importante descubrimiento, una nueva especie, la del Homo antecessor.

 Además, se ha evidenciado la presencia de 5 especies de homínidos diferentes y las sucesivas campañas de excavación presagian aún numerosas sorpresas.

Si te animas a visitar estos importantes yacimientos, atravesarás la Trinchera del Ferrocarril, donde se encuentran los tres yacimientos más significativos: la Sima del Elefante, Galería y la Gran Dolina.

Además te recomendamos visitar el CAREX, un espacio para la divulgación de la experimentación arqueológica.

Y si te es posible, aprovecha para visitar el Museo de la Evolución Humana de Burgos, a unos 15 km de los yacimientos.

Los yacimientos de dinosaurios Arén (Huesca)

En Huesca también es posible realizar turismo paleontológico, pudiendo realizar una ruta desde las calles de Arén, comenzando por el Museo de los Dinosaurios, desde donde podremos desplazarnos, hasta uno de los primeros yacimientos con icnitas de hadrosaurios en España, perfectamente acondicionado con paneles informativos e incluso una reproducción de de Arenysaurus, el dinosaurio descubierto en Arén.

También desde el museo es posible recorrer la ruta hasta los yacimientos, en un trayecto por el barranco de L’Aiguafreda, con 12 paradas en las que puedes obtener información sobre la flora, fauna y la geología de la zona. Las últimas de estas paradas se encuentran en el yacimiento de Blasi donde se excavaron los restos de Arenysaurus y también se pueden contemplar réplicas de sus restos óseos.

La Costa de los Dinosaurios y el MUJA (Asturias)

Este es sin duda en enclave singular que gustará a niños y mayores. La Costa de los Dinosaurios en Asturias, alberga no solo yacimientos, sino también playas, pueblos pesqueros y el Museo Jurásico de Asturias. Se encuentra en los concejos de Colunga, Villaviciosa y Ribadesella.

En Colunga hay yacimientos en los acantilados de Lastres y en la playa de La Griega.

En esta localidad  se encuentra también el Museo Jurásico de Asturias (MUJA), cuyo edificio tiene la forma de una gran huella de dinosaurio, y donde se muestra cómo era la vida en la Tierra desde sus inicios hasta la aparición del ser humano. Su exposición permanente se divide en tres áreas que son los periodos en los que se divide el Mesozoico: Triásico, Jurásico y Cretácico. Algunas de sus piezas pueden visualizarse en el proyecto 3dpaleo.

En Villaviciosa podemos encontrar icnitas en los acantilados de Oles, en la Playa del Merón y en el faro y en el puerto de Tazones. En Ribadesella encontraremos restos fósiles en la playa de Ribadesella, en la de Vega y en los acantilados de Tereñes.

La mayoría de las icnitas de esta costa pertenecen a dinosaurios cuadrúpedos y bípedos, carnívoros y vegetarianos. También se encuentran restos de tortugas, cocodrilos y reptiles marinos.

Territorio Dinópolis, Las Cerradicas y otros yacimientos de icnitas de Teruel

Aragón conserva uno de los conjuntos paleontológicos más importantes, no solo de nuestro país sino de todo el mundo, concentrando gran variedad de yacimientos con restos de hace millones de años.

Sin duda un lugar para visitar con los más pequeños de la casa son los centros de Territorio Dinópolis, donde haceros de una manera divertida de cómo fue el mundo de los dinosaurios, donde los niños se sienten auténticos paleontólogos mientras pasean entre réplicas de dinosaurios y descubren fósiles únicos. No solo cuenta con el parque principal en Teruel capital, tiene 7 sedes más en localidades turolenses en las que se han sucedido hallazgos paleontológicos de relevancia internacional.

También en la provincia de Teruel tenemos el yacimiento de Las Cerradillas, una buena visita para conocer un registro de la vida en elen el conjunto de Galve ya que es considerado uno de los enclaves paleontológicos más importantes de la Península Ibérica con uno de los más extensos afloramientos de icnitas de Aragón. Contiene aproximadamente 40 huellas realizadas por 3 dinosaurios carnívoros y una por un herbívoro.

También destaca por contener las icnitas de Iguanodóntilos cuadrúpedas más antiguas y más pequeñas encontradas nunca.

Este yacimiento fue preparado para su visita, mediante la construcción de una estructura de protección que cubre todo el yacimiento y unas pasarelas que permiten descubrir todas las huellas, también cuenta con contenidos e ilustraciones explicativas.

Además en Galve se puede visitar también el Museo Paleontológico, donde se encuentran los resto del dinosaurio Galvesaurus herreroi.

Los yacimientos del Cámbrico de Murero (Zaragoza)

En Murero se encuentra uno de los yacimientos más importantes del mundo en lo referente al periodo Cámbrico, el primero de la era Paleozoica durante el cual ocurrieron importantes cambios para la vida sobre el planeta. Los trilobites son los fósiles más emblemáticos de este yacimiento, de ahí que coloquialmente se conoce a los yacimientos de la Rambla de Valdemiedes, en Murero, como la Capilla Sixtina de los trilobites.

yacimiento-del-Cámbrico-de-Murero

Es un lugar ideal para practicar senderismo y a lo largo del recorrido hay carteles explicativos que son de gran ayuda en todas las edades. También han sido declarados Bien de Interés Cultural en la categoría de Sitio Histórico, asimismo están declarados como Lugar de interés geológico español de relevancia internacional, así que si además de turismo paleontológico, te gusta la naturaleza y el geoturismo, este es un destino ideal, es un yacimiento adecuado para su visita.

Camins de Dinosaures (Comunitat Valenciana)

Si quieres disfrutar de yacimientos, museos y colecciones museográficas para conocer mejor el mundo de los dinosaurios, esta es sin duda, una magnífica opción.

A lo largo de territorio valenciano puedes descubrir los antepasados de los dinosaurios en el yacimiento Triásico Medio en Bejís, descubrir a los grandes saurópodos de finales de la era Jurásica en el museo de Alpuente, y las icnitas de los dinosaurios carnívoros de la misma época en el  yacimiento de Corcolilla.

También puedes conocer al Morelladon en Morella, el primer dinosaurio descubierto en Castellón. En la localidad de Cinctorres podrás ver el único yacimiento paleontológico con réplicas de huesos de dinosaurios de esta comunidad, y también puedes visitar el museo de los dinosaurios de Els Ports.

Dinosaurios-C.-Valenciana

Aún hay más, en el MUPE en Elche puedes saber más sobre dinosaurios de diferentes partes del mundo. En Agost podrás encontrar las evidencias del impacto que provocó la extinción de la mayoría de los dinosaurios y en Millares caminarás junto a las icnitas de los últimos dinosaurios que habitaron la Comunitat Valenciana.

Todos estos yacimientos están declarados como Bien de Interés Cultural y cuentan con reproducciones de dinosaurios y otros reptiles a escala real.

El yacimiento Triásico de Paredes de Sigüenza (Guadalajara)

El yacimiento de Los Arroturos, en las Paredes de Sigüenza permite al visitante asomarse a la primera mitad del periodo Triásico durante el cual grandes reptiles cuadrúpedos poblaban casi todos los ecosistemas. Se trata de arcosauriformes y de arcosaurios primitivos, predecesores de los dinosaurios en una época en la que la Tierra se recuperaba de una de las extinciones más masivas de la historia, la del Pérmico-Triásico y todos los continentes se hallaban agrupados en uno solo denominado Pangea.

En este yacimiento se pueden observar más de 600 icnitas, lo que supone un registro bastante excepcional, teniendo en cuenta la escasez de yacimientos continentales de ésta época en nuestro país.

La Ruta de los Dinosaurios de Cuenca

A través de esta ruta es posible descubrir como fue el entorno de la Serranía de Cuenca en varios momentos del periodo Cretácico y adentrase en los ecosistemas que habitaron los dinosaurios y otras especies animales y vegetales que dominaban la zona.

Incluye algunos de los enclaves naturales más característicos de la zona y sendos centros expositivos en las localidades de Cañada del Hoyo y Fuentes. El primero de ellos relativo al emblemático yacimiento de Las Hoyas considerado como todo un referente sobre el Cretácico Inferior continental y del que proceden fósiles tan conocidos como Iberomesornis o Concavenator. El centro de fuentes tarta sobre el yacimiento de Lo Hueco, donde se han recuperado restos de tortugas, peces, cocodrilos, lagartos y dinosaurios de finales del Cretácico, siendo los fósiles más característicos los de los grandes saurópodos.

Yacimientos de icnitas de dinosaurios de Coll de Nargó (Lleída)

Otro magnífico destino que os proponemos es el conjunto paleontológico de Coll de Nargó, todo un referente en el mundo por sus hallazgos. Allí se ha encontrado la mayor puesta de huevos de dinosaurio de Europa y, además de otros nidos de dinosaurio, se conservan también icnitas y huesos de dinosaurios y otros reptiles.

No dejes de visitar el Mirador del Cretácico donde observar restos de manglares, palmeras, icnitas y una diversidad de huevos de dinosaurio. Tampoco debes dejar de ver la exposición del museo Límit K-T para conocer cómo era la Tierra a finales del Cretácico. Es una zona ideal para visitar con niños y que permite también la contratación de visitas guiadas.

Estación Paleontológica de Fonelas (Granada)

Esta es otra visita obligada a uno de los yacimientos fósiles más importantes de Europa, donde aprender sobre los grandes mamíferos del Pleistoceno inferior. Es de muy fácil acceso, incluso si vas con carritos de bebé,

Los habitantes de la comarca ya tenían conocimiento desde hacía muchos años de la existencia de huesos petrificados, pensaban que se debían a un antiguo muladar árabe, pero al analizar las muestras de los restos óseos se descubrió que pertenecían a grandes mamíferos, de los que hasta esa fecha no se tenía conocimiento de que habitaran en Europa. Los hallazgos en Fonelas pertenecen a un cubil de hienas de hace dos millones de años, que dejaron constancia de una riqueza faunística que sorprende por su variedad.

Yacimiento-Paleontologico

Centro de Interpretación Primeros pobladores de Europa “Josep Gibert”. Orce (Granada)

Al recorrer este centro, los amantes del turismo paleontológico realizaran un viaje por la historia del Altiplano de Granada hasta llegar a los restos de la industria lítica, huella de los primeros pobladores humanos, y la fauna asociada que habitaba esta región durante el Pleistoceno inferior.

La comunidad científica internacional considera que la zona de Orce es el enclave geográfico donde se documentan las primeras ocupaciones humanas en el continente europeo. La gran cantidad de restos fósiles, desde tigres de diente de sable hasta gigantescas hienas, encontrados en los yacimientos de Fuente Nueva, Venta Micena, Barranco León y Barranco del Paso, hacen de esta localidad una visita obligada para todos aquellos curiosos que quieran saber un poco más sobre el modo de vida de los primeros homínidos en la península.

Icnitas de Paracamelus (Murcia)

En la Hoya de la Sima también puedes encontrar un buen lugar para una escapada paleontológica, se encuentra a 13 kilómetros de Jumilla, en Murcia, y para visitarlo debes solicitarlo antes en la Oficina de Turismo.

Las icnitas encontradas hasta el momento en la Hoya de la Sima corresponden a animales que se desplazaban a velocidades moderadas y se produjeron cuando caminaban sobre sustrato húmedo.

Entre las icnitas de esta zona destacamos las del Paracamelus, antecesor del actual camello, del cual puedes obtener más información visitando el Museo Etnográfico y de Ciencias de la Naturaleza de Jumilla donde hay una réplica de unos 210 centímetros de altura.

Tronco fósil de Almadén de la Plata

En el Centro de Visitantes Cortijo El Berrocal, ubicado en el monte público de Las Navas-Berrocal puedes contemplar el Tronco fósil de Almadén de la Plata, que aunque está cerrado durante los meses de julio y agosto, si puedes visitarlo el resto del año.

El tronco reposa sobre una estructura horizontal que culmina en una pared, donde se recrea la copa del árbol mediante vinilos. Encontrarás además paneles informativos que explican el proceso desde que quedó sepultado en un meomento entre el Carbonifero y el Pérmico por una erupción volcánica hasta que fue extraído y trasladado para su conservación y montaje expositivo.

El grado de conservación y su enorme tamaño hacen de este tronco fósil un ejemplar único en España. De este primitivo árbol se recuperaron 17 de los 21 metros de longitud que tenía, lo cual tampoco es demasiado si se tiene en cuenta que los árboles que por esta zona habitaban en esa época, llegaban a alcanzar alturas de hasta 40 metros.

En el yacimiento además puedes observar icnitas de Hipparion, ancestro de los caballos, de Agrotherium, un oso primitivo y de Machairodus, tigre de dientes de sable.

Cueva del Soplao (Cantabria)

Esta curiosa cueva es considerada una de las maravillas de la geología, albergando una  variedad de insólitas formaciones geológicas en sus casi 20 kilómetros de longitud.

Además de elevado valor geológico, en su interior se produce un magnífico juego de luces, sombras y colores.

Descubierta por mineros a principios del siglo XX, su historia se encuentra ligada a la industria minera, que ha dejado huella en su exterior, encontrándose hornos de calcinación, talleres, lavaderos, castilletes, etc. Recibe su nombre de un término minero que alude al aire que se siente al calar una galería desde otra con niveles menores de oxígeno.

Es una visita apta para todas las edades, incluso para personas con movilidad reducida, lo único que necesitas para visitarla es llevar un calzado cómodo y algo de abrigo puesto que en su interior la temperatura ronda los 12 grados.

El valle de los Neanderthales (yacimientos de Pinilla del Valle, Madrid)

En la localidad madrileña de Pinilla del Valle fue donde se encontraron los restos humanos más antiguos de toda la Comunidad de Madrid. El primero de los yacimientos allí descubierto es conocido como La Cueva del Camino ubicada en el Calvero de la Higuera, donde se encuentran restos faunísticos fósiles y piezas molares de Homo neanderthalensis. Los otros yacimientos de esta zona son: Abrigo de Navalmaíllo, Cueva de la Buena Pinta, Cueva Des-Cubierta y Abrigo del Ocelado.

Todos los yacimientos de esta zona contienen además de restos antropológicos neandertales, con fósiles de vertebrados del Pleistoceno superior de gran importancia paleontológica.

Tal es la importancia de esta zona que está declarada como Bien de Interés Cultural, en la categoría de Zona Arqueológica y Paleontológica y son sin duda una visita obligada para conocer los modos de vida del Homo neanderthalensis durante un amplio espacio de tiempo del Pleistoceno Superior.

Yacimiento paleontológico de Somosaguas

En Somosaguas, Pozuelo de Alarcón, Madrid, puedes visitar su yacimiento y disfrutar de restos paleontológicos y arqueológicos, perfectos para todas las edades y completamente accesibles. Realizan actividades para familias, jornadas de puertas abiertas para ver excavaciones reales en activo, cursos, seminarios e incluso actividades para empresas.

Estos yacimientos se encuentran dentro del conjunto de estratos geológicos del campus de Somosaguas, que pertenece a la Universidad Complutense de Madrid y datan del periodo Mioceno.

Se han extraído más de 2000 fósiles de 23 especies de mamíferos, así como de diferentes reptiles y aves.  El de mayor tamaño corresponde a una mandíbula de mastodonte joven al que le pusieron de nombre Andreíta en honor a la excavadora que lo encontró. También se han encontrado ejemplares como el Anchiterium, predecesor del caballo o el Amphicyo, conocido como oso-perro.

Museo Paleontológico de Elche

A través de más de 1000 restos, el Museo Paleontológico de Elche (MUPE) te adentra en el apasionante mundo de los grandes reptiles, destacando los restos de un ejemplar único en el mundo, el Spinophosaurus nigerensis.

La riqueza paleontológica de la provincia de Alicante se deja sentir la presencia de los ámbares más antiguos de Europa, los restos del puercoespín más antiguo conocido o la mandíbula inferior de un mastodonte datado en 8.5 millones de años. Estas joyas que aquí se pueden contemplar te permiten realizar un completo recorrido por la apasionante historia de la vida en nuestro planeta.

Fuente: Paleo y más

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *